menu

| NOVEDADES

22.12.2017

LIMONADA CON CHIA

Hidratate y mantenete fresc@ con esta exquisita receta!

Ingredientes:

  • 30 g de semillas de chía
  • El jugo de dos limones

  • 1 l de agua
  • 3 cucharadas del edulcorante que más te guste


Receta:

Poner las semillas de chía a remojo. Para ello, introduce la chía en un recipiente y cúbrela con agua (solo lo necesario para tapar todas las semillas) media hora para que reblandezcan y crezcan.

Mientras tanto, en otro recipiente y vierte el agua que sobró del paso anterior. Además, agrega el jugo de los limones y mezcla bien ambos ingredientes. Si no tienes limón, puedes utilizar jugo de lima, naranja, o pomelo, el resultado será muy similar. Incluso se puede ir variando entre estas frutas.

Cuando hayas mezclado el jugo con el agua, agrega el edulcorante y remuévelo bien. Puedes elegir el que más te guste: azúcar negra o también miel de abeja; pero debes saber que el más utilizado para preparar la chía fresca es la miel.

Cuando haya pasado el tiempo de remojo de las semillas, agrega la chía al otro recipiente donde tienes el resto de ingredientes, no será necesario colarla porque, como verás, se habrá formado un gel. Mézclalo todo bien y deja que repose durante 10 minutos. Puedes dejarlo a temperatura ambiente o introducirlo en el frezzer.

Pasado el tiempo de reposo, ya lo puedes servir en vasos y, si lo deseas, introducir cubitos de hielo para que esté bien fría y decorar con una rodaja de limón, lima o incluso menta. Es mejor que no cueles el agua y la bebas con las semillas para conservar todas sus propiedades.

Preparar agua de chía es muy sencillo y te aportará toda la cantidad de nutrientes que tu cuerpo necesita.

 

« Volver